Al otro extremo de la cuerda

Cumbre del Almanzor tras escalar su cara norte en 2004. Foto: José Luis
Cumbre del Almanzor tras escalar su cara norte en 2004. Foto: José Luis

Me llamo Ramón Puchades y llevo escalando con más o menos continuidad desde 1994, año en el que me apunté a un cursillo en Valencia “por si acaso”. Me enganché y después vino un cursillo de alpinismo invernal, uno de perfeccionamiento de escalada (este ya mucho más tarde y en la EEAMB).

Como el vicio me pilló con ganas, procuro hacer casi de todo en montaña: escalada en roca, escalada en hielo, alpinismo, esquí de montaña…

Ahora vivo en Madrid y le he ido pillando poco a poco el placer a la adherencia aunque todavía no he podido disfrutar de las vías clásicas de Galayos.

Profesionalmente me dedico a temas de Internet y estratégia online y tengo otro blog personal que tampoco actualizo apenas y que utilizo como cajón “desastre”.

En este blog no pretendo evangelizar ni aconsejar a nadie que escale y menos que escale ninguna vía concreta. Tampoco pretendo utilizar este blog como una tribuna, tan solo dar rienda suelta a una diversión complementaria a la escalada: compartir mis modestas ascensiones y mis experiencias a través de la red con mis amigos y con aquellos que lo quieran leer.

No tengo más remedio que declinar cualquier responsabilidad de lo que haga alguien con escaso criterio tras leer las tonterías que escribo aquí. Recomiendo a todo el mundo contrastar cualquier referencia con fuentes más sólidas o respetables.

Como me han dicho en un comentario no hace mucho, no me “he subido a un pino”, aunque calculé hace tiempo en un post los metros que he escalado y resultaron ser  más de 10 Km. de pared (sin contar las vías de deportiva en escuela). Y he seguido sumando desde entonces siempre que he podido, disfrutado mucho cada metro, desde las vías de III hasta las más complicadas o comprometidas. Algunas especialmente, como las vías que hice en Dolomitas, la Punsola-Reniu al Cavall Bernat, la Norte al Puro en Riglos, el Diedro Ubsa al Peñón de Ifach, la cascada Mamporros para todos o el Corredor Swan a los Astazu (y dejo muchas por nombrar como la Cara Norte del Almanzor, en 2004, que acabábamos de terminar cuando Jose Luis me hizo la foto que encabeza esta página)

También he abierto un par de vías de deportiva en una escuelita valenciana, Peñas de Guaita con Vicente, un sectorcito en el terreno del Hotel Rural Peña Pintada, en Cercedilla y una vía de artificial, para mí más importante por el compromiso que supuso, con Dani, en Sacs (Benasque): La fauna de benás (90 m., V+/A2+).

Recorriendo la arista hacia la cumbre del Aneto, en 1997, tras escalar el corredor Estasen.
Recorriendo la arista hacia la cumbre del Aneto, en 1997, tras escalar el corredor Estasen.

7 Comments

  1. Hombreeeee, ¡al fin sabemos quién eres, y darás la cara para dejar de eludir tus responsabilidades! No ;D ES BROMA. Estupendo resumen, yo ya sabes que estoy totalmente a favor de ponerse con nombres y apellidos en cualquier foro de la web 2.0.

    (PS/ -y total off.topic-: a ver si me llamas, porque aparte de las cosas que tenemos pendientes hay algo que me preocupa mucho -y que es que el dominio se quede sin renovar). Am

  2. Sí señor, doy fe de ello. No opinaré sobre el nivel que como escalador que este individuo a conseguido a lo largo de los años, pero como compañero de cordada, dudo que se pueda encontrar alguien mejor.

    Un abrazo desde la inactividad de la vida diaria.

  3. Muy bueno.
    Salir del anonimato, ¿no da un poco de miedo?
    Tienes una trayectoria envidiable. Ya me gustaría hacer la mitad de la mitad.
    Slds.

  4. Bueno, por alusión he de decir que esas vias deben seguir alli, aunque lo mas duro fue subir el pesado generador con el que alimentamos aquel taladro Hilti….Que tiempos !!!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *