Una sencilla actividad invernal en buena compañía

Tenía trabajo el lunes en Zaragoza, así que llamé a Santi y le propuse hacer algo este fin de semana. Santi vive en Zaragoza y ya he hablado de él alguna vez porque me ha aprovisionado en alguna escapada en la que he olvidado material importante, por ejemplo crampones.

Él y Marisa son unos buenos amigos que hice en mi época de Benasque.

Y Santi contratacó proponiendo ir el domingo al Moncayo, que aunque a simple vista parece una cuesta de vacas, no lo es tanto.

Y aquí estoy, en Zaragoza, tras escalar la Canal de los Gendarmes en su cara este. Una sencilla canal que te lleva bastante directo a la cumbre por suaves pendientes de, como máximo, 40º.

Una actividad corta y gratificante que mi hinchada rodilla a soportado estoicamente.

 

Cumbre del Moncayo
Solos en la cumbre del Pico Moncayo, Santi a la izquierda y yo a la derecha.

Al final, cumbre del Pico Moncayo (2.314 m.) con un día bastante despejado y mucho frío y un magnífico acogimiento de buenos amigos con los que he pasado uno estupendo día y medio en el que me han colmado de atenciones y cariño.

2 Comments

  1. como mi rodilla no está hinchada, HA soportado mejor la bajada.
    Ya sabes que lo único que lamentamos de tener visitas es no poder atenderles mejor.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *