Y por fin llegó el invierno

Mucho trabajo y compromisos familiares. Y el invierno que llegó de súbito dejándonos muchos fines de semana con mal tiempo, bastante frío y mucha lluvia y nieve. Todo significaba: poca o ninguna actividad montañera.

Hasta el fin de semana pasado en el que aprovechando el buen fin de semana me fui con Rober y Laura a Bola del Mundo y Maliciosa, ellos andando y yo con esquís. Encontramos en la Maliciosa menos nieve de la esperada (me tocó acarrear a la espalda los esquís a la subida y a la bajada de la cumbre). Pero estuvo bien y disfruté de los esquís subiendo primero y después bajando: de Bola del Mundo hacia Maliciosa y de Bola del Mundo al puerto de Navacerrada por la pista de La Mancha, de la Estación de esquí.

Foqueando hacia Bola del Mundo
Foqueando hacia Bola del Mundo

El tiempo pasa factura y la inactividad también. Se nota la ausencia de ejercicio específico y los gemelos se cargaban al foquear y los cuádriceps quemaban en el descenso. Pero resultó un buen día.

Especialmente porque mi mujer y un par de amigas me esperaban en el puerto con Carlos y rematé el día esquiando con él un rato. Bueno, yo esquiaba cogiéndolo por las axilas entre mis piernas y el se moría de risa enredándose con sus esquís de juguete entre mis piernas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *