Analizar lo bueno y subsanar errores

Andaba yo leyendo un artículo de Desnivel online en el que se reclama la reparación de la radio del refuio Victory y pensaba que cuánta razón tienen Mónica Piris y Jose María Alonso preguntándose si necesitamos un accidente para reaccionar.

Está muy extendido, por necesario y eficaz, el análisis de las catástrofes y accidentes cuando estos terminan mal. Es lógico. Nos permite enmendar errores en ocasiones futuras, prevenir fallos y, de cuando en cuando, exigir responsabilidades cuando procede.

Sin embargo, me ha venido a la cabeza una introducción que leí de un libro del American Alpine Club sobre los accidentes del año (creo recordar que del año 2003 ó 2004) en el que se hacía notar la excelente mejora en los rescates merced a la vulgarización del uso del móvil. Este aparatito había permitido actuar mucho más rápido, con más precisión y con menos esfuerzo por parte de los esquipos de rescate. Bien por el móvil.

Mi lectura concreta de esa introducción ha sido que siempre acarreo con el móvil con la batería cargada hasta los topes, por mucho rechazo que me produjera inicialmente la pérdida de sensacipn de aventura y aislamiento.

El refugio Victory. Foto Desnivel
El refugio Victory. Foto Desnivel

Todo este rollo es únicamente para decir que quizá y sólo quizá, si analizáramos con algo más de detalle los numerosos casos de éxito en rescate y salvamento en montaña, las ascensiones y cualquier otra situación de riesgo en el alpinismo que han terminado en éxito por un adecuado uso de la técnica y la tecnología, nuestro colectivo se esmeraría más en mantener esa tecnología disponible y en condiciones y en aprender el mejor uso de la técnica.

Dicho esto.. en lugar de esperar al accidente, busquemos todas esas vidas salvadas gracias a una radio en condiciones y reparemos la radio del Victory.

2 Comments

  1. Buena reflexión madclimber, ya había leido algo del tema y clama al cielo que un refugio como ese carezca de algo tan imprescindible como una radio. Es cierto que el uso del movil ha facilitado multitud de rescates, especialmente en la rapidez de localización de accidentad@s, pero ello no debe significar que se prescinda de una emisora de emergencia, porque recordemos que los móviles o la cobertura pueden fallar, aunque lleves las baterias cargadas.
    Creo que nos estamos haciendo demasiado satelitedependientes. Ocurre algo parecido con el GPS, es un magnífico avance y facilita la navegación una barbaridad, Raul y yo lo usamos en Patagonia con óptimos resultados, excepto el día que un tormenton brutal nos impidió contactar con los satélites…

  2. Llevas razón.
    Lo que pasa es que a las operadoras de telefonía no les compensa poner una antena radiando a un valle donde sólo van a tener unas pocas llamadas a la semana. No hay negocia ahí.
    Es el caso de la Apretura, donde está el Victory. No hay cobertura en todo el valle, por eso la emisora es esencial.
    Slds.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *