El pilar del puente: quintillos en Cercedilla

El15 de agosto, puente o más bien puentazo, me acerqué a ver a Pedro en Peña Pintada (habitual lugar de reposo en la sierra). Como era un puente extraño estuvimos muy tranquilos y pudimos por fin escaparnos para escalar unas cuantas vías en la zona de la Ermita de Cercedilla.

Es una zona de bloques cortos, en un arroyuelo muy mono, con zonas de sol y sombra que van cambiando a lo largo del día por lo que puedes tener algo de escalada razonablemente fresca.

Así que, allá nos fuimos Pedro y yo. Al pobre lo machaqué forzándole a subir cuatro vías entre V y V+ que, como eran cortas, eran algo explosivas.

Nos lo pasamos genial (me consta que él también) y después nos apretamos a las cinco de la tarde una buena comida para recuperar hidratos y fuerzas.

Sólo eché de menos algunas referencias para los nombres de las vías y para cotejar mi impresión sobre el grado, pero me parece que no hay información circulando por ahí sobre la zona. Lástima.

Y ¡bien por Pedro!, buen luchador aunque algo renegón.

One Comment

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *