A la vuelta de la esquina, una canal

Me suena el teléfono el sábado y apenas oigo a Rober que me dice: si te subes mañana, tráete los trastos para hielo, estoy ahora por peñalara y hay bastante nieve y hielo.

Efectivamente, subí el sábado en tren a Cercedilla, con el niño (carrito, bolsa con comida del niño, pañales y demás aperos) y la mochila a reventar con de todo un poco para hielo (tornillos, piolets, cuerda y demás aperos). Jose vino por la noche al teminar su función y dormimos (un poquito) en dónde Pedro (Peña Pintada).

Al día siguiente había quedado con Rober y Laura a las 7:00 y allá nos fuimos, sin un maldito café que echarnos al cuerpo porque para nuestra sorpresa, no había nada abierto ni en el Puerto de Navacerrada ni en el de Cotos.

A las 12:00 habíamos ascendido una canal solitaria en buenas condiciones de nieve y estábamos en la cumbre de Peñalara.

Con Rober y Laura, satisfechos, en la cumbre

La ascensión fue sencilla pero magnífica de ambiente y muy gratificante ya que la canal termina directamente en la cumbre. Un gran día y una gran ascensión inesperada, a la vuelta de la esquina como quien dice.

El itinerario: la Canal Sureste de Peñalara, 55º, unos 350 mts (a ojo, pero soy muy malo midiendo)

Madclimber encara el final del segundo tramo de la canal
En la foto, me tomo un reposo antes de encarar el tramo final.

4 Comments

  1. Si tomamos como válido que todas las vidas son interesantes, gracias, aunque la tuya también lo parece a vista de pájaro (al menos tienes el valor de llamar pesadas a tus amigas pesadas, lo que no es una obviedad aunque lo parezca).

    Si tomamos como válido que realmente sólo algunas vidas son interesantes porque hacen algo que valga la pena porque es único, diferente o especial, entonces, realmente, yo tan sólo soy otro plasta pagado al PC.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *