Warning: count(): Parameter must be an array or an object that implements Countable in /homepages/8/d338586833/htdocs/madclimber/wp-includes/post-template.php on line 284

Arista Petit Vignemale – Espalda de Chasenque

Fue una magnífica escapada, en 1997 si no recuerdo mal. Nos fuimos en el puente del 9 d’octubre (festivo en Valencia) a Vignemale y resultó espléndido. El grupo -Amparo, Jose Luis (nuestro maestro), Sergio, Vicente, Quique, Manolillo y yo- hicimos bastante actividad durante el puente aunque organizándonos en dos cordadas: una con objetivos algo más duros y otra con objetivos algo más asequibles.

El resultado final fue magnífico: el Petit Vignemal, la vía de los Sèracs, la Espala de Chasenque, Punta Chasenque, Piton Carré, Vignemale, Clot de la Hount, Cerbillona, Pico Central y Montferrat. Una bonita colección de tresmiles.

Pero no tiene mérito, la mayoría están en el mismo cordal, alrededor de el Glaciar d’Ossue y se hacen en una sola jornada y, si se ha sido madrugador, el Petit Vignemale puede caer a la vuelta al refugio de Bayssellance. Y eso hicimos.

Así que, el último día teníamos libre, así que nos lanzamos por medio de la ladera a por el Pico de la Sède, cortando unos neveros colgados y unas viras de roca en la que, para un tramo, tuvimos que sacar la cuerda para superar algún resalte de IV. Muy gimnástico y divertido y creo que abrimos una vía nueva, pero nunca hicimos una reseña o lo consultamos.

Sergio escalando la Arista de la Espalda de ChasenqueDespués nos quedamos unos días más Vicente y yo porque teníamos vacaciones. Y todavía mejoró la cosa: hicimos el corredor norte del Clot de la Hount, subimos al Pico de Labas y de ahí nos fuimos hacia Ordesa a intentar el corredor Swan, pero acabamos yendo a refugio de Góriz por Tuca Roya para hacer el Cilindro, Marboré y volver a Gavarnie por la Brecha de Rolando.

Como propina, en esos días, estaba el cometa Hale-Bopp escoltando nuestro camino y dejando su estela como una impronta imborrable en el cielo de la noche y en mi memoria. La nieve relucía en todas las aproximaciones reflejando la luz de la inmensa cola del cometa.

Hay muchas fotos de esta escapada, pero esta que tomé de Sergio mientras escalábamos la arista de la Espalda de Chasenque desde el Col des Glaciers, después de haber subido por la vía de los Sèracs desde la cara norte, me parece especialmente espectacular y transmite muy bien las sensaciones que vivimos ese día.

4 Comments

  1. Hey, Ramón.

    Mu xulo el blog … He pinchao sin querer; estaba buscando un sitio donde sellar una Bonoloto.

    Eeeeh … Hummm … Bueno, saludos …

    Glub …

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *